El diario de la princesa, Carrie Fisher

The Princess Diarist, Carrie Fisher
Autoconclusivo
Ediciones B ~ 2017 ~ 272 págs.
ISBN 9788466661737
Cuando Carrie Fisher descubrió los diarios que había escrito durante el rodaje de La guerra de las galaxias, la primera película de la trilogía Star Wars, le asombró descubrir unos ingenuos poemas de amor y unas cándidas reflexiones que apenas reconocía. Hoy Carrie Fisher ha pasado a la historia como actriz e icono pop, pero en 1976 solo era una chica de diecinueve años perdidamente enamorada de su compañero en la pantalla, Harrison Ford.
Con extractos de sus cuadernos manuscritos, El diario de la princesa es el recuerdo íntimo y revelador de lo que sucedió dentro y fuera de uno de los sets de rodaje más famosos de todos los tiempos. Pero Fisher también reflexiona sobre la fama y el absurdo de una vida inventada por la realeza de Hollywood. La sinceridad de sus palabras convierte este libro en las conmovedoras memorias de la inolvidable princesa Leia Organa.


Mi opinión

Llevo días escribiendo esta reseña y aún no logro quedar conforme con el resultado. Veremos qué tal hoy.

Como muchos lectores cuando llegó El diario de la princesa a Chile me animé de inmediato a leerlo, hace tiempo que quería leer alguno de los libros de Carrie Fisher, porque qué fanático de Star Wars no querría hacerlo. Sabía con lo que podía encontrarme, sobre todo porque en la sinopsis se describía una historia personal que narraba, un poco, sobre su experiencia durante el rodaje de La guerra de las galaxias, además, la mayoría de las personas que ha visto y disfruta con las películas conoce la personalidad de Carrie Fisher y eso era totalmente un punto a favor de este libro.

If anyone reads this when I have passed to the big bad beyond I shall be posthumorously embarrassed. I shall spend my entire afterlife blushing.
La cita debía escribirla en inglés porque se siente más.

Progreso violín: mes 1, 2 y 3

En febrero decidí, por fin, comenzar a realizar una de las cosas que más he querido hacer en mi vida: tocar violín. Sé que suena exagerado, pero no les miento; he querido tocar violín desde los 9 años (es una edad estimativa) y por desconocimiento y mal asesoramiento por parte de mi profesora en el colegio, nunca nos aventuramos a encontrar escuelas de música o un profesor particular.

Todo pasó muy rápido, vi el vídeo de una chica en Youtube donde comentaba que con su experiencia quería demostrar que los adultos sí podían aprender a tocar algún instrumento, vídeo que me inspiró y animó a buscar escuelas de música. A los días encontré una relativamente cerca de mi casa y sólo faltaba comprar el violín; terminé adquiriendo un violín 4/4 Cremona hecho en el 2016. Si bien no es uno hecho a mano, la marca sobresale del resto por su calidad y sonido.

Podcast club de lectura Jane Austen


Lo sé, lo sé. Debería haberles comentado esto hace tiempo, pero ya saben la mente es frágil; así que pido las disculpas correspondientes... sigamos.