Campos de Fresas, Jordi Sierra i Fabra

¡¡Hola!! como están, cómo llevan las vacaciones??











Luciana, 17 años, está en coma por haber ingerido una pastilla de éxtasis. Es “el día siguiente”. Mientras sus amigos se preguntan qué ha pasado, Eloy, el chico que la ama, busca desesperado al camello que le vendió la pastilla para tratar de salvarle la vida. Sólo analizando qué contenía la droga sabrán los médicos a qué se enfrentan. Luciana se convierte en noticia de la prensa depredadora y en unas pocas horas a su alrededor todo se convulsiona: sus padres, su hermana pequeña, su mejor amiga que es bulímica y la necesita para luchar contra su enfermedad, los médicos, la policía que persigue al camello y este que se enfrenta a su jefe... Y mientras, Luciana lucha una partida de ajedrez con la muerte.


Tenía este libro en la categoría "para leer" de goodreads, hace algunos meses y ¿por qué? no lo sé, creo que se lo escuché nombrar a una amiga y decidí leerlo. Pues con qué sorpresa me he encontrado...
Ya conocía al autor, anteriormente en el liceo me tocó leer "Las chicas de alambre" uno de sus libros más conocidos, desde ese entonces me gustó la manera de escribir de Jordi, pero por una u otra razón no volví a leer ningún libro de él.

El viernes me paseaba por la biblioteca, buscando algo que traer a casa, porque estaban con esas "ofertas" en donde puedes llevarte hasta tres libros/dvd's sin pagar nada, así que me dije que era mi oportunidad. Entonces lo traje sin saber de qué trataba... pues me encontré con una historia de superación, unión y amor recíproco, filial y fraternal. 

Es la historia de Luciana, quien decide pasar una noche de fin de semana con sus amigos, "Lo único que deseaba era pasar una noche loca, emborracharme de música, olvidar, volar." Ella pensaba que en la pastilla de eva que tenía en su mano estaba la solución y que era el ticket a la "tierra prometida"; pero salió mal, algo detonó el golpe de calor que le dio y la envió al hospital de urgencia. ¿Qué fue el detonante? su cuerpo, porque como explican en el libro sólo dios sabe que contienen esas pastillas, por ende el cuerpo es el detonante de esas bombas a contra reloj. Ella cae en coma, pero siente y escucha todo lo que sucede a su alrededor; como la gran jugadora de ajedrez que es, ella lucha y resiste hasta el final porque no quiere entregarse a su gran oponente: la muerte. Luciana, sabe que si da un paso más encontrará la paz y podrá olvidarse de todo para siempre, pero si se devuelve el otro camino es el dolor, sabe que vivir significa dolor. Por eso debe escoger: "Retroceder, para empezar de nuevo, por el primer camino, o seguir, para ver que hay en este".
Mientras Luciana se debate entre la vida y la muerte, suceden cosas a su alrededor. Sus amigos, Cinta, Máximo y Santi, se sienten culpables porque ellos estaban en el momento en que le dio la crisis y fue Máximo quién consiguió la pastilla. Cinta es una chica fuerte, de esas personas que son verdaderas amigas, aunque se sentía muy culpable por lo que le sucedió a su amiga, nunca se le pasó por la mente abandonarla. Máximo y Santi, son dos pasteles, Máximo sobre todo, era un loco, podía pasar un fin de semana completo de fiesta. Eloy, el novio de Luciana, se siente culpable pero por otra razón: por no haber estado esa noche con ella para cuidarla. Ella es el amor de su vida, la ama y siempre se ha proyectado con ella para tener una vida futura juntos. Remueve cielo, mar y tierra buscando la famosa pastilla para que los médicos puedan saber qué le ha pasado a Luciana, y junto a Cinta, Máximo y Santi emprenden una verdadera carrera tras el camello.


"Sí, la paz estará siempre ahí, al final del camino, pero antes he de pasar por muchas batallas"


Entre medio también nos cuenta la historia de Loreto, la amiga de hace muchos años de Luciana, quien tiene bulimia. Es un caso extremo, sus padres lo saben y ella acude a terapia. Luciana, era su punto de apoyo y ahora ella no sabe qué hacer. Aún así se deja entre ver que sale airosa de su enfermedad.

Es un libro corto, no más de 150 páginas, pero dice muchas cosas que son verdad, sobre todo toca el tema de los jóvenes y sus juergas de fin de semana. Algo muy importante en el libro es que se pregunta qué pasará con esta generación más adelante, una generación que se destruye y se degrada a sí misma sin compasión a base de drogas químicas y otro tipo de mutilaciones....

“¿qué más quieren si ya salen de noche, practican el sexo y hacen lo que les da la gana? ¿Por qué además han de destruirse? ¿Es eso libertad?”

En los agradecimientos el autor cuenta que en el año 1995 una muchacha británica de 18 años murió después de cinco días en coma por tomar una pastilla de éxtasis en su cumpleaños. Además cita a una chica que sufrió algo parecido, estuvo dos meses en coma, pero afortunadamente logró despertar; ella digo: "No vale la pena bailar con la muerte por una estúpida pastilla" 
Claramente es un libro que hace reflexionar, más allá del tema del consumo de drogas, el libro nos habla sobre las relaciones interpersonales y la manera en que manifestamos nuestros sentimientos y nuestros problemas.


3 comentarios:

  1. ¡¡Hola!!
    Tengo el libro, y tu reseña me ha hecho que me piense el leerlo pronto. Es cortito, así que no me llevaría mucho. Me lo pensaré ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este autor y este libro también aunque hace un tiempo que no leo nada suyo, tengo que ponerme a ello.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar