Un monstruo viene a verme, Patrick Ness


Siete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el arduo e inacabable tratamiento. No, este monstruo es algo diferente, antiguo... Y quiere lo más peligroso de todo: la verdad.
Comenzamos el libro leyendo sobre Conor, un chico que tiene una vida bastante "normal" hasta donde podemos enterarnos a través de la narración, aunque eso va cambiando a medida que la historia se va desarrollando y vamos conociendo más de su vida. Es un chico que al que le ha tocado pasar por bastante situaciones dolorosas, un padre ausente y una madre enferma, lo vuelven una persona introvertida, y es en esta última situación donde se centra la trama del libro.

La enfermedad de su mamá, que en un principio no quiere aceptar que realmente el tratamiento no está funcionando, es el centro de esta historia y por esa misma razón es que en un principio el Monstruo va a visitar a Conor. Casi todas las noches aparece después de las 00.00 hrs. y lentamente, a través de tres historias contadas por el monstruo nos vamos enterando de la gran pesadilla de Conor.

Mientras Conor lo miraba, las ramas más altas del árbol se juntaron hasta tomar la forma de una cara enorme y terrorífica, con un destello del que surgió una boca, una nariz y hasta unos ojos que lo miraban fijamente.

Todos me decían que éste libro me iba a encantar, que sería muy especial y que probablemente lo disfrutaría mucho; tanto fue el entusiasmo que terminé organizando una LC en el canal de booktube, deseosa porque la lectura fuera tan singular como me habían dicho.

Error #1 Expectativas...
Y no, no es que lo haya odiado, o que haya sido el peor libro del mundo, sino todo lo contrario, fue una buena lectura, tranquila, bonita pero triste a la vez, aunque no más que eso. Siento que no era el momento preciso para leer "Un monstruo viene a verme", quizá si lo hubiera hecho hace algunos años me habría encantado y habría pasado a la historia como uno de los mejores libros y de los que más me han hecho sentir, pero no fue así.

Por otra parte, me encantó el modo en que estuvo narrado, porque fue súper fácil conectarse y dejarse llevar por la historia, haciéndola muy amena, también disfruté mucho de las metáforas que el autor introdujo en el texto y cómo se convirtieron en frases para recordar. Si bien el personaje de Conor era el principal no lo sentí como tal, algo bastante raro es que nunca tuve una conexión emocional con él a pesar de que tenemos muchas cosas en común, tanto sentimientos como situaciones, pero eso no me afectó de ninguna manera.

- Tu vida no la escribes con palabras -dijo el monstruo-. La escribes con acciones. Lo que piensas no es importante. Lo único importante es lo que haces.

Para terminar, es un libro que nos enseña sobre la aceptación de hechos que inevitablemente pasarán, que nos habla sobre la manera en que debemos sobrellevar el dolor y hacer todo lo posible por no olvidar.

¡FELICES LECTURAS!

4 comentarios:

  1. Las altas expectativas siempre juegan en contra. Yo recomiendo consumir una cápsula de lectura realista al día, con 5 gotitas de bajas expectativas, y santo remedio xD
    Una lástima que no te gustara tanto como esperabas.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaj una muy buena receta Bárbara! La pondré en práctica en mi actual lectura jajaja saludos!

      Eliminar
  2. Las expectativas nunca son buenas, aunque en este caso yo también las tenía altas y no me defraudó. Me pareció un libro precioso. Patrick Ness es uno de mis autores favoritos.

    ResponderEliminar
  3. Le tengo ganas a este libros hace bastante y tu reseña las aumento jajajaja

    ResponderEliminar