Las naves de la magia. Robin Hobb

Ship of Magic, Robin Hobb
Las leyes del mar #1
Plaza & Janés ~ 2015 ~ 752 págs.
ISBN 9786073131834
En una lejana costa al sur de los Seis Ducados se encuentra el Mitonar, un centro de comercio exótico y hogar de una nobleza mercante famosa por sus barcos vivientes construidos con tronconjuro, una madera mágica y una de las mercancías más preciadas del mundo. Se trata de barcos que maduran hasta alcanzar un estado de autoconciencia y generan lazos afectivos con sus dueños.
Vivacia es una de estas naves, que pertenece a los Vestrit, una de las más antiguas familias del Mitonar. Para Althea Vestrit, el barco es su legítima herencia que le ha sido negada. Pero para Wintrow, su sobrino, es una condena perpetua, pues ha sido obligado a interrumpir sus estudios religiosos para servir a bordo.
Althea hará todo lo posible por recuperar su barco, amenazada por la presencia de un extraño que tratará de hacerse con el poder de todos los habitantes de las Islas Piratas.
Seré sincera, me demoré mucho leyendo este libro, pero no es porque haya sido una mala historia, que estuviera aburrida leyendo o que me diera sueño; jajajja sino que se debía a la "gordura" del libro y a que no podía llevarlo a todas partes. En fin... fuera de eso no tengo ningún reclamo porque Robin Hobb es una genia. SIMPLE.

La historia cuenta sobre este lugar llamado Mitonar y sus mercaderes, aquí es donde conocemos la historia de los Vestrit, pertenecientes a las antiguas familias de los mercaderes, quienes son considerados las personas con mayores recursos económicos del Mitonar. Esto, de partida, ya es un problema porque Ephron Vestrit se ha negado a comercializar con los Territorios Pluviales, quienes poseen llamativas mercancía que se venden como pan caliente jejejej

Todo esto ha provocado que los Vestrit se vean en apuros económicos, ya que sus deudas -la del barco de la familia principalmente- los están llevando a la ruina. Althea Vestrit es la hija menor de Ephron, ella ha viajado durante mucho tiempo junto a su padre a bordo de la Vivacia, el barco de la familia y que como se dice en la sinopsis está construido de tronconjuro, una madera con poderes mágicos capaz de investir vida en sus construcciones. Althea era quien debía capitanear la Vivacia una vez que su padre falleciera, pero su madre, Ronica Vestrit, tuvo otros planes para ella.

Por otro lado existe otro Vestrit bastante importante, Wintrow Vestrit, el hijo mayor de Keffria Vestrit y Kyle Haven, quien pasa de ser un estudiante para ser Sacerdote de Sa a un tripulante obligado de la Vivacia. Obviamente, los sucesos que les contaba antes generaron problemas descomunales dentro de la familia Vestrit, ya que Kyle como nuevo "cabeza de familia" comienza a mostrar su verdadera personalidad, bastante despiadada y cruel.

Paralelo a la historia de los Vestrit vamos conociendo a Kennit, un joven pirata lleno de ambición pero bastante astuto, cuyo único deseo en la vida es convertirse en el rey de los piratas. Él pretende unificar los barcos, el comercio y las tierras piratas para dirigirlas con la mayor sabiduría posible, o al menos eso es lo que dice a viva voz, ya, cuando continuamos leyendo nos damos cuenta que quizás no sea del todo cierto.
Lo que me ha gustado del libro es que hay muchas historias y puntos de vistas de una misma situación, por ejemplo los Vestrit, la Vivacia, Brashen y Kyle forman una arista de la historia que luego se cruza con la de Kennit, Socor y las serpientes (de estas últimas aún no conseguimos mucha información, pero estoy segura que tiene relación con Vivacia y de dónde proviene su madera) Entonces no hay ningún punto flojo de la historia, no nos faltan puestos que cubrir ni nada. Incluso en algún momento del libro se unen más personajes, pero está tan bien escrito que no te pierdes ni enredas con ninguno.

Como era de esperarse, con tantos personajes que hay hubieron algunos que me encantaron por su lugar en la historia, sus características y su comportamiento. De este grupo destaco a Brashen y Althea (aaaw) sí, soy seguidora fiel de su relación, aunque no tengan relación, por ahora. *corazones* Y hay otro grupo a quienes odio, son molestos, estúpidos, atarantados e ignorantes. Aquí está Kyle y su hija Malta, dios mio que niña más estúpida y engreída, a veces me daban ganas de golpearla o encerrarla en un calabozo con tal de que no hiciera más el ridiculo y forzara a su abuela a arreglar sus embarradas. Pero viendo al padre tengo todas las respuestas de por qué Malta es así de imbécil.

El hecho de que fuera una historia de fantasía me encantó -últimamente estoy leyendo mucha fantasía y es genial- pero lo mejor de todo es que se mezclan las aventuras, magia, piratas, lazos familiares, mercaderes, personajes misteriosos, amor, etc. Tiene de todo y es un libro que les recomiendo mucho. Hay mucha historia todavía por conocer, actualmente estoy leyendo el segundo libro y está demasiado bueno.

Gracias a la editorial Penguin Random House por el ejemplar.
¡FELICES LECTURAS!

3 comentarios:

  1. Angie, hace tiempo que no pasó por acá. ¿Cómo estás?
    En cuanto al libro...amo todo lo que escriba esta autora, la trilogía Los Vatidicos me encanto, y esta primera parte me fascino.
    Besos, y que estés bien =D

    ResponderEliminar
  2. Quería comentar un par de cosas pero me percaté de que son spoilers así que nope xDD
    Sobre Malta, definitivamente te sorprenderá en Las naves de la locura.
    Y bueno, Kyle tiene mi odio y está en mi lista negra para siempre jamás. No sé cómo Keffria se dejó engañar así. Todas las Vestrit son listas, excepto ella. Sorry, tenía que decirlo D:
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidó decirlo: Brashen y Althea, mis baes <33333 Ains, me hacen sufrir, los desgraciados >.< xDDD

      Eliminar