Citas favoritas: Entre dos universos

Sección del blog dedicada a destacar las citas
o párrafos que más me han gustado de un libro.

Cuando terminé de leer Entre dos universos, escrito por Andrea Tomé, sabía que debía escribir un post dedicado al libro y sus citas, ya que muchas de ellas me gustaron y además tiene unos párrafos muuuy destacables. Por esa misma razón, no me iré por las ramas y comencemos.

Hasta entonces había pensado que bastaría con reunirnos de nuevo para que las cosas volviesen a ser como antes. Pero resultó que a veces la gente se mueve a diferentes velocidades en la vida y llega un momento en el que ya no tienen mucho que decirse.
Las personas tratamos de mitificar la muerte porque es sincera. Y en muy pocas ocasiones nos vemos con el ánimo de aceptar la verdad.
Siento pánico de los días extra que no me han sido otorgados. De todos los planes que no podré llevar a cabo. Nunca conoceré a mi madre, no más allá de las postales que me envía. Jamás sabré quién era Jean-Louis ni qué hizo con los cuarenta y siete años que vivió más que yo. No volveré a acostarme con una chica ni me subiré a un escenario con una guitarra colgando al hombro ni sabré lo que es trabajar o tener un título universitario. ¿Y sabéis qué es lo peor de todo? Cuando no tienes tiempo, no puedes permitirte el lujo de estar asustado o deprimido. Porque es precisamente eso lo que te impide hacer algo útil con los días que te quedan. Y eso apesta. Muchísimo.
Por muy irónico que sea, en muy pocas ocasiones nos damos cuenta de que un momento especial es especial cuando lo estamos viviendo. Simplemente lo damos por sentado hasta que el tiempo nos obliga a conservarlo como una flor entre las páginas de un libro.
-¡Pues claro que tengo que preocuparme por todo! -chillo-. No es un paseo por el parque, ¿sabes? Es una mierda, y estoy cansado de esto, de la vida que llevo. Ya he tenido bastante. Vosotros no lo entendéis. No soy un conejillo de Indias. En el último año me habéis drogado y abierto el cerebro, por no mencionar que tengo más radiación encima que un trabajador de Chernóbil. Estoy cansado y no quiero seguir.
Moviendo la cabeza al compás de la música me pregunto "adónde pertenecen todas las personas solitarias". ¿Adónde pertenece la gente de oportunidades desperdiciadas como yo?.
Es un miedo que nunca se acaba, como si no dejaras de caerte. No te corta la respiración porque no respiras; no te para el corazón porque ya no late. Solo caes, eternamente.
>>Pero os diré una cosa: no hay nada parecido a los héroes; son figuras borrosas que creamos porque nos sentimos solos. No le haría ningún favor a Jean si no lo recordase como era. Con sus luces y sus sombras, con sus virtudes y sus defectos. No podéis imaginaros cuánto amor me llevo de él, cuántas sonrisas, cuántas historias. No era un héroe. Solo era un muchacho de Lasalle que nunca llegó a desentrañar la crueldad del universo.
Me di cuenta de que jamás encontraríamos el momento perfecto -afirma Mía-. Así que escogí el momento y lo hice perfecto.

Como ya leen, el libro es hermoso y los invito a leerlo; si aún no se convencen, más arriba les dejé la reseña que hice en el canal para que puedan pasar a verla. Si ya lo leyeron cuentenme qué les pareció.

¡FELICES LECTURAS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada