Matilda, Roald Dahl

Matilda, Roald Dahl
Autoconclusivo
Alfaguara ~ 2012 (primera publicación 1988) ~ 230 págs.
ISBN 9562391027
Matilda es genial. Sin haber cumplido los cinco años ya ha leído a los más grandes autores y atesora asombrosos conocimientos. Sus padres, sin embargo, la consideran una inútil. Y cuando empieza a ir a la escuela y se enfrenta a la terrible señorita Trunchbull, la niña hace algo maravilloso... Una nueva historia de Roald Dahl, que realza el valor de los libros y la lectura.




Mi opinión


La figura de Matilda es conocida por, me atrevería a decir, todos los lectores. Esa niña tan única a la que le tenemos mucho cariño por el sólo hecho de ser una pequeña, pero increíble, lectora; todos quisiéramos ser como Matilda y creo que leyendo el libro, porque debo decir que sólo la conocía por la adaptación cinematográfica de 1996, he descubierto más cosas sobre su personalidad.


Matilda es una niña especial, le encanta leer y aprender cosas nuevas, su cerebro necesita estar en constante movimiento para no aburrirse y efectivamente la falta de esto le permite desarrollar otro tipo de habilidades que se encuentran fuera del alcance de cualquier ser humano, pero claro ella no es como todos. A pesar de esto, me atrevería a decir que Matilda también es un poco "malvada" o más bien es bastante bastante traviesa, disfruta vengándose de sus padres y aunque ella lo llame "pequeñas victorias" creo que no son nada bueno como ejemplo para otros niños. Puedo sonar alarmista, pero me gustaría que comprendieran que lo digo sólo porque es un libro muy conocido y esa "enseñanza" no es muy buena.
Cada vez que su padre o su madre se portaran mal con ella, se vengaría de una forma u otra. Esas pequeñas victorias le ayudarían a soportar sus idioteces y evitarían que se volviera loca.

La lectura es bastante sencilla y eso se agradece en estas fechas, verano en Chile, porque siempre es bienvenido un libro tranquilo, de aquellos que no importa donde estes, puedes disfrutar al aire o en espacios cerrados. Lo leí muy rápido, porque te atrapa al instante, no da tiempo para tomarse un respiro porque no lo necesitas. Matilda está muy bien construido, todos sus personajes están increíblemente bien descritos considerando que es un libro infantil, tiene temas sobre muchas cosas, educación, amor, relaciones, cultura, etc. y frases que son para reflexionar.

Me han gustado mucho los personajes de la señorita Honey y de la señorita Trunchbull, creo que en el libro realmente se aprecia la diferencia entre ambas, más allá de las contexturas físicas obvias. Sus caracteres y acciones me llamaron la atención, primero, el hecho de que señorita Trunchbull fuera capaz de levantar por los aires a los niños tomándolos por las orejas o el pelo me pareció tremendamente absurdo y como dice Matilda, si alguien lo contara como cierto no lo creerían; segundo, me dio mucha nostalgia cuando la señorita Honey invita a Matilda a su casa y le cuenta la historia, sobre todo cuando se van a sentar y deben hacerlo en cajas de madera (porque mi papá siempre decía que debíamos cuidar las cosas de la casa, en este caso las sillas, porque cuando tuviéramos visitas les iba a tocar sentarse en cajas, sí era un poco peculiar jajaja)

El libro me ha gustado mucho, lo he disfrutado y me ha servido bastante para el propósito oculto de esta lectura. Creo que conseguiré las otras historias de Roald Dahl.

¿Qué otro libros de este autor han leído ustedes?

3 comentarios:

  1. Precisamente ahora lo estoy leyendo y realmente me encanta. Creo que la manera de narrar de Roald Dahl es increíble.
    Me encanta tu blog, te sigo. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me encantó el libro así que buscaré otros libros para leer de Roald Dahl. Muchas gracias por quedarte en el blog Ceci <3
      Saludos :)

      Eliminar
  2. Muy pendiente. Creo que todos ubicamos a Matilda por la película y esa grotesca escena del pastel de chocolate. ¿No? xD En fin, que tengo que leer algo de Roald Dahl. Quizá lo apunte para este año. Tengo ganas de leer algo infantil ;)
    Abrazos.

    ResponderEliminar