Una canción para Lya, George R.R. Martin

A Song for Lya, George R. R. Martin
Ciencia Ficción #1
Plaza & Janés ~ 2017 ~ 320 págs.
ISBN 9786073159746
Antes de vender millones de ejemplares y cosechar fama mundial por la saga Canción de Hielo y Fuego, George R. R. Martin publicó cuentos y novelas de fantasía, terror y ciencia ficción.
Gracias a sus extraordinarias dotes narrativas y su capacidad magistral para crear mundos y personajes, se ha ganado el respeto de los lectores y la ovación de los jurados de los premios Hugo, Nebula, World Fantasy Awards y varios más.
La novela breve que da título a este volumen, acreedora al Premio Hugo en 1975, Una canción para Lya, nos traslada al universo de una pareja de telépatas que intenta descubrir el secreto de la aparente falta de evolución del pueblo shkeen y su fervor a los greeshka, un mortífero parásito; mientras tanto, su relación y el amor profundo que siempre se han tenido parecen estar en riesgo.
Junto a Lya, esta edición incluye una vista panorámica del universo de mundos extraterrestres creados por el autor, como El segundo tipo de soledad y Con la mañana se pone la niebla.

Mi opinión


George R.R. Martin escribiendo relatos de ciencia ficción fue todo lo que esperaba y más. Anteriormente lo único que había leído del autor eran los tres primeros libros de Juegos de Tronos, así que fue muy llamativo leerlo en el plano de un subgénero complementamente diferente.

Publicados originalmente en 1982, Una canción para Lya, es una antología que recopila 9 relatos basados en mundos distópicos. El autor nos relata historias llenas de melancolía, soledad, muerte y depresión, pero que sumado a la ciencia ficción se convierten en relatos diez veces más increíbles por la gran carga emocional que tienen; sin dudas, la calidad de George R.R. Martin como escritor indiscutible.


No pronunciaré opiniones de todos los relatos, sino que me limitaré a los que más me gustaron porque creo que hay varias cosas que decir sobre ellos.

La neblina se pone por la mañana: este primer relato habla de la fantasía de un lugar, que tras un suceso aislado pero misterioso y gracia al boca a boca, se transforma en una visita obligada para quienes deseen visitar a los supuestos espíritus que habitan en el. Me gustó mucho y lo disfruté porque soy seguidora de algunas leyendas, mitos o festividades que existen en nuestro mundo, por ejemplo, el entorno misterioso que se genera durante el Samhain -festividad de origen celta- y otras varias festividades. Este relato evoca la "fe" -por decirlo de alguna manera- que tenemos los seres humanos frente a sucesos que no se pueden o que aún no se han podido explicar mediante la ciencia; habla sobre el creer y la razón que existe para hacerlo.

Por un solo ayer: está lleno de melancolía este relato. El personaje principal, Keith, vive en una de las pocas colonias que se han formado con sobrevivientes a las explosiones que tuvieron lugar en la tierra, asumo que fue en la tierra. Todo el mundo ha perdido a un ser querido, las viejas generaciones comienzan a olvidar cómo era la vida antes y los pequeños crecen en ese mundo distópico sin haber podido conocer las grandezas que existieron en la tierra. Keith, usa su guitarra para interpretar viejas canciones y con ello evocar recuerdos, sensaciones y emociones que se encontraban en el olvido, para ello, utiliza un droga que le permite "viajar en el tiempo" y estar con su amada Sandy. Sin embargo, todo cambiará cuando nuevos sobrevivientes se unen a su colonia y le exigen que deje la droga para fines progresistas. Este relato fue uno de mis favoritos ya que toda la historia está muy bien construida a pesar de que no conoces detalles de lo sucedido y sólo vemos los hechos a través de uno de los personajes, además final fue muy bueno.

Dices que nos conocemos tanto como pueden conocerse dos seres humanos, y es verdad. Pero, ¿cuánto pueden conocerse dos seres humanos? En realidad, ¿no estamos todos aislados? ¿No estamos todos solos en un universo inmenso, oscuro, vacío? Nos engañamos al pensar que hay alguien más ahí. En el fondo, en el fondo frío y solitario, estamos solos y perdidos en la oscuridad más absoluta.

Una canción para Lya: el relato que da nombre a esta antología y que claramente es uno de los mejores y más completos que hay en el libro. Dos muchachos, Lyanna y Robb, llegan a un planeta donde humanos y Shkeen viven en relativa paz, ellos deben hacer uso de sus habilidades para investigar por qué cada vez más seres humanos se están uniendo a la religión de los Shkeen que es básicamente idolatrar el suicidio, esto visto desde fuera ya que para los Shkeen significa mucho más. Este relato habla de la ilusión que muchas veces tenemos sobre la felicidad y la unión, tanto de pareja como de comunidades, además hay mucha nostalgia y añoranza por parte de los personajes. Los Shkeen son seres que viven en comunidad y que se encuentran unidos a través de su religión encontrando así la felicidad eterna, es por ello que a Lyanna y Rob les afecta tanto esta visita, ya que poseen la habilidad de sentir emociones y/o ver pensamientos.

Esa otra clase de soledad: uno de los relatos más potentes -y mi favorito- ya que consigue que el lector se sienta conectado con el personaje, aún en el caso de no tener nada en común. Soledad, vacío, locura, melancolía, el espacio; esta historia los simboliza y personifica a través de su personaje principal quien lleva cuatro años solo viviendo entre las estrellas. El autor relata la historia tan bien que a pesar de tener una gran carga emocional no provoca que te quedes atrapada en tus pensamientos, sino que sientes con el personaje, reflexionas y te enteras de lo que ha podido suceder para que las cosas hayan sucedido de esa manera. Lo mejor ha sido enterarme del giro en el argumento porque no me lo esperaba para nada.

Fue una lectura bastante buena porque como lo decía anteriormente los relatos son increíbles y están bien escritos, aunque hubo algunos bajones en ciertos momentos no opacó el libro en general. ¿Ustedes ya lo leyeron?

Observaciones


- Este libro cuenta con una segunda parte titulada Viajeros de la noche y fue publicada en esta reedición a la par con este primer volumen por Plaza & Janés.

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Siempre he querido leer algo de Señor George R.R Martin pero nunca he tenido la oportunidad de hacerlo, empecé queriendo leer Juego de tronos pero ya ni recuerdo porque no los leí jeje. Pero estos libros me dan mucha curiosidad. A ver si les doy una oportunidad. Gracias por la reseña 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de estos libros es que son relatos cortos y puedes leerlos sin sentirte intimidada por la cantidad de páginas jejejej
      Espero que puedas leer algo del autor pronto.
      Saludos :D

      Eliminar